Charamusca

Charamusca es un taller dedicado a la creación de piezas de cartón piedra de carácter decorativo y utilitario. Estas piezas están enfocadas hacia un mercado en el que es prioritario el diseño que lo propiamente tradicional. Sus productos - basados en la decoración informal - pretenden llenar de color y de sentido del humor el ambiente de las viviendas. Se dividen en diferentes mundos, en función de su temática: mundo marino, mundo animal, mundo cósmico, mundo mágico y mundo real.

Para el proceso de elaboración de estos productos Charamusca parte del lápiz y el papel. Después de muchos bocetos en los que se le da a la figura imaginada distintas expresiones y movimientos hasta alcanzar la imagen deseada, se procede a su modelado en barro para después hacer el vaciado en escayola o fibra de vidrio, dependiendo de las características de la pieza. Una vez obtenido el molde ya se puede llenar con cartón íntegramente reciclado. Cuando esté seco se retira del molde, se estuca varias veces, se lija y, finalmente, se pinta.

Piezas en papel cartón Además del cartón piedra, Charamusca también trabaja la escultura de fibra de vidrio y el obsequio de empresa.

Artesanía única

Pieza Las piezas que salen del taller Charamusca tienen un acabado especial. Los artesanos les dan una capa de estuco, antes de pintarlas, algo poco habitual en el trabajo del cartón piedra. "Después de sacarlas del molde, las estucamos para que queden con una textura más lisa", comenta Carmen Armendáriz.

 

El diseño es otro de los valores añadidos de sus piezas. "Cuando pensamos una pieza, le damos muchas vueltas antes de decidirnos a sacarla", explica la artesana. Cuando tienen una idea, comienzan a hacer dibujos y pruebas con distintos movimientos y expresiones hasta que encuentran una que los convence de verdad. "Nuestras piezas tienen una expresividad especial y eso lo tenemos que ir buscando antes de ponernos a modelar en barro para hacer los moldes", comenta.

Charamusca cuida el diseño y el acabado de cada una de las piezas que elabora y vende. Incluso hay veces que llegan a ponerles nombre porque les tienen un especial cariño, porque están inspiradas en alguna persona o porque tienen que ver con alguna anécdota relacionada con ellos.

Carmen Armendáriz y Quico Guillán estudian en la Escuela de Artes Pablo Picasso de A Coruña, en la especialidad de Técnicas de Volumen. En el año 1996 deciden crear el taller de artesanía Charamusca, como un espacio en el que desarrollar sus conocimientos.

Desde entonces, además de la creación propia, se encargan de realizar la decoración de varios locales, escenarios teatrales, la reproducción en fibra de vidrio de la fauna autóctona gallega para el museo etnográfico de Pobla de Trives, etc.

Participaron también en varios certámenes del premio Antón Fraguas de la Diputación de A Coruña en el que resultaron seleccionadas varias de sus piezas.

Entre las ferias en las que participa Charamusca destacan la Mostrart de A Coruña y las ferias de San Sebastián y Bilbao. "En el País Vasco tenemos mucho éxito, no hay artesanos allá que se dediquen al cartón piedra y nuestras piezas gustan mucho", comenta Carmen.

Conoce más

Conoce más La colección de lámparas Furalús de Charamusca es el resultado de la participación de este taller en un proyecto de incorporación del diseño al sector artesano, impulsado por la Fundación española para la innovación de la artesanía y en el que participó la Fundación Centro Galego da Artesanía e do Deseño.

 

La participación de los profesionales gallegos fue muy elevada, un total de 20 talleres artesanos que trabajaron con otros tantos diseñadores para conseguir elaborar piezas en las que la innovación y la modernidad fuesen factores fundamentales.

Charamusca trabajó en colaboración con el diseñador Josep Guiu para crear Furalús, un conjunto de lámparas decorativas realizadas en cartón piedra, que ofrecen una luz cálida y acogedora. Desde volúmenes tan simples como el cilindro y el prisma cuadrado, Carmen Armendáriz y Quico Guillán combinaron agujeros y materiales translúcidos hasta que consiguieron crear estas piezas únicas, que se pueden observar tanto encendidas como apagadas.

Las lámparas Furalús están disponibles en cuatro formatos (dos de techo, una circular y otra cuadrada; y dos de sobremesa, una circular y otra cuadrada) y en una amplia gama de colores y acabados, que permiten adaptarse la multitud de ambientes.

  • Peza 1

    Peza 1

  • Pieza 2

    Pieza 2

  • Pieza 3

    Pieza 3

  • Pieza 4

    Pieza 4

  • Pieza 5

    Pieza 5

  • Pieza 6

    Pieza 6

  • Pieza 7

    Pieza 7

  • Pieza 8

    Pieza 8

  • Pieza 9

    Pieza 9

Dirección

Lugar de Canedo, 4B. San Mamede

15293 Carnota

A Coruña

  • Teléfono: 639 575 478