Crisol

El taller de joyería Crisol nace en el año 2001 para elaborar de modo artesanal piezas con metales preciosos, en especial el oro de primera ley y la plata. El artesano Hilario Rubal comienza a trabajar para diversas tiendas hasta que, en el año 2004, decide crear su propia tienda en el casco viejo de Viveiro. La actividad del taller tiene dos líneas principales: por un lado la fabricación de piezas nuevas y originales y, por otro, la reparación de la joya usada o nueva.

En la tienda se distribuyen principalmente las piezas artesanas que se elaboran en el taller y que se exponen en el escaparate y en la mayoría de las vitrinas del interior del establecimiento. Todo el proceso de producción es completamente artesanal, desde el fundido de los metales, el laminado, la realización de todas las partes que conforman la joya, el engaste de piedras, etc. hasta llegar al acabado final.

Elaboración De esta forma, Crisol fabrica cada pieza individualmente, no se produce en serie.

En el taller se diseñan las piezas nuevas, aunque se admiten todo tipo de encargos, bien sea de joyas originales como de reproducción de piezas existentes. Se puede realizar cualquier pieza con materiales diferentes a los que emplearon en el diseño original y también se pueden modificar acabados y pedrería. Crisol también realiza los proyectos y los diseños del propio cliente.

Artesanía única

Collar La joyería de Crisol mezcla el trabajo artesano con el diseño más moderno. "Me gusta realizar piezas originales, únicas y distintas", explica Hilario Rubal.

 

El artesano explica que cuando elabora una joya nueva parte siempre de un pedazo de oro o de plata, lo estira en plano y le va dando forma. Estira, lámina, suelda y elabora cada una de las piezas totalmente a la mano. "Puedo repetir piezas pero siempre me van a salir diferentes", comenta.

Las joyas que elabora Hilario Rubal cuentan con un tratamiento cuidado y minucioso que le imprime a cada una de ellas el carácter de la pieza única que se combina también con la adaptación al gusto personal de cada cliente. "Que sean piezas únicas no quiere decir que sean muy caras sino que son valiosas en el sentido de que son todas diferentes y personales", explica.

Hilario Rubal fórmase en tornaría metálica e aos 18 anos xórdelle a oportunidade de comezar no obradoiro artesán de Óscar Rodríguez en Viveiro. Con el traballa dez anos, antes de crear o seu propio obradoiro. "A verdade é que foi unha sorpresa para todos " comenta " non veño de familia de artesáns e nunca pensei en ser xoieiro". Ademais desta experiencia, Hilario fórmase en materias específicas coma o engaste, o modelado de pedras, o corte de pedras preciosas, de diamante, etc.

Traballa el só no obradoiro, aínda que dende que abriu a tenda conta cunha persoa que se encarga xa da venda ao público. "Entre todo o que teño que facer por encargo e algunha cousa que deseño que me apetece facer, non me queda máis tempo no día", asegura.

Cando non traballa por encargo, prefire facer pezas de ouro. "É máis fácil de traballar e tamén moito máis gratificante que a prata. Aínda que non o pareza a prata require máis esforzo e en calquera momento pode xurdir algún problema, mentres que o ouro, se se prepara ben, non hai que tocarlle máis", explica o artesán.

A peza máis complicada á que se tivo que enfrontar foron uns brincos de tipo antigo que fixo por encargo. "Tiña que facerlle a parella igual ao que xa había. Levaba moito adorno, esmaltes, pedras... e había que traballar moi delgadiño para que se pareceran, foi moi complicado", recorda.

Coñece máis

Coñece máis Hilario Rubal elabora á man e de xeito artesanal as pezas que el mesmo deseña. Cando elabora xoias propias " fronte ás que fai por encargo en función da petición do cliente " o seu estilo tende cara ao deseño novo e moderno, guiado tamén polas cores de cada temporada, polo tipo de complementos de moda ou por campañas concretas como a de Nadal.

 

"Agora lévase moito a prata soa", comenta, "así que tento ter algo nesa liña, aínda que a min me gustan moito as pedras e procuro facer pezas montadas con pedras porque como teñen tamén tanta variedade de cores, combínanse moi ben".

Polo xeral non deseña coleccións de pezas. Limítase a crear xogos de brincos e colares, por exemplo, para despois pasar a outro deseño. "Ás veces fago varios xogos deste tipo enfocados na mesma liña pero non chego nunca a crear coleccións porque me gusta que cada peza sexa diferente", explica o artesán.

"Cando se fan as cousas á man é imposible facelas exactamente iguais, aínda así, procuro non repetir modelos nin facer pezas semellantes", engade.

  • Pieza 1

    Pieza 1

  • Pieza 2

    Pieza 2

  • Pieza 3

    Pieza 3

  • Pieza 4

    Pieza 4

  • Pieza 5

    Pieza 5

  • Pieza 6

    Pieza 6

  • Pieza 7

    Pieza 7

  • Pieza 8

    Pieza 8

  • Pieza 9

    Pieza 9

  • Pieza 10

    Pieza 10

  • Pieza 11

    Pieza 11

  • Pieza 11

    Pieza 11

Dirección

Rúa Pastor Díaz, Nº 64

27850 Alfoz

Lugo

  • Teléfono: 982 563 611