La Marca

Aplicaciones de la marca Artesanía de Galicia Aplicaciones de la marca Artesanía de Galicia Aplicaciones de la marca Artesanía de Galicia Aplicaciones de la marca Artesanía de Galicia Aplicaciones de la marca Artesanía de Galicia

En el año 2001 entró en vigor la orden que regula el procedimiento para conceder, utilizar y controlar la marca Artesanía de Galicia, propiedad de la Xunta de Galicia. Gracias a esta marca, la artesanía gallega cuenta ahora con una seña de identidad propia con la que poder ofrecer una imagen armónica, coordinada y representativa de los productos artesanales gallegos en todos los mercados, que sirva también como garantía de calidad para los consumidores.

En el año 2007 se decidió renovar la identidad gráfica de esta marca con la intención de que ese cambio simbolizara también el comienzo de una nueva etapa para la artesanía gallega, en la que la innovación y el diseño debían tener un papel fundamental. El encargado de renovar la imagen de Artesanía de Galicia fue Xil Rodríguez, que ya hiciera el diseño anterior.

La Consellería de Economía, Emprego e Industria entiende que la promoción de la marca Artesanía de Galicia en el ámbito internacional es un paso clave para el desarrollo del sector artesano gallego. Por este motivo, a través de la Fundación Centro Galego da Artesanía e do Deseño está impulsando la introducción del producto artesano gallego en nuevos mercados mediante la presencia institucional de la marca Artesanía de Galicia en ferias internacionales de reconocido prestigio, así como en ferias de venta directa que se celebran en diversas localidades gallegas.

El objetivo principal es dar a conocer el sector artesano gallego en su conjunto bajo una imagen común que actúe como garantía de calidad y de prestigio, a través de la marca Artesanía de Galicia. De este modo, con un calendario de ferias tanto profesionales como de venta directa, la marca presenta nuestros productos artesanos cómo piezas únicas, de gran calidad artística y artesanal, que además cuentan con el valor añadido de estar elaboradas con técnicas y oficios de tradición secular que les imprimen personalidad e identidad cultural.